Una web de opinión sobre el género fantástico y de aventuras en todos sus medios.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Spellwright: La Profecía del Alción

La Profecía del Alción es la ópera prima del americano Blake Charlton dentro de la trilogía Spellwright, una serie de fantasía que, haciendo hincapié en la magia y la intriga, se mueve alrededor del clásico ámbito de corte fantástico-medieval.

Uno de los puntos más innovadores de esta obra es precisamente su peculiar enfoque sobre la manera de plantear la magia y los aspectos que envuelven todo el capítulo sobrenatural de la narración, basándose en el poder de la palabra y la importancia de manipular el lenguaje como un valioso instrumento para controlar el entorno, sea para bien o para mal. No en vano, como apunta Terry Brooks en su opinión tras haberla leído, «las palabras a veces pueden incluso matarte.» La novela presenta un claro guiño del autor hacia la dislexia que padeció durante su juventud, hoy día ya superada.

La serie fue nominada al David Gemmell Legend Award de Fantasía. Versátil Ediciones ha sido la encargada de su publicación en español, de la que hasta la fecha han salido a la venta los dos primeros tomos. Y es gracias a la editorial, que nos ha cedido un ejemplar del primer volumen al equipo de La Espada en la Tinta, que podemos contaros un poco más sobre esta sugerente y entretenida novela.

Os recuerdo en todo caso que podéis empezar a leer desde ya Spellwright: La Profecía del Alción a través de este avance de lectura que contiene el prólogo completo.

La literatura fantástica sobre magos no se termina con Harry Potter. Tampoco tuvo sus comienzos precisamente en la popular saga de J. K. Rowling, ni mucho menos, como atestiguan los homenajes y  alusiones expresas que Blake Charlton realiza hacia algunos destacados autores que abrieron el camino de este subgénero. La novela que nos ocupa, inicio de una nueva trilogía, es la primera piedra que este escritor norteamericano pone en dicho camino. Un digno debut en el campo de la fantasía, que si a ratos coquetea con la aproximación a algún que otro título conocido de la misma vertiente, cuenta también con suficientes elementos propios y originales que hacen de su lectura una experiencia agradable para cualquier aficionado a las aventuras de esos enigmáticos majaderos a los que tan frecuentemente identificamos con varitas de poderes extraordinarios y sombreros cónicos.

El vínculo de todo escritor con sus diferentes creaciones narrativas siempre cuenta con alguna historia detrás, a menudo anecdótica y singular, máxime cuando se trata de su estreno en el mundo editorial. El caso de Blake Charlton resulta tan curioso como sorprendente, pues ha sabido hacer de una minusvalía padecida durante la niñez el factor de superación que le ha llevado al final a relatar sin tapujos -aunque sea de un modo alegórico en el uso de la ficción durante este libro- sus frustraciones y anhelos para vencer las dificultades que le aquejaron desde la edad más temprana. El suyo fue un caso especialmente agudo de dislexia que no le permitió leer con la corrección y autonomía necesarias hasta bien entrada la adolescencia. Así, como veremos, el protagonista de esta su primera novela se hace eco de esa incapacitación y de los reveses que supone tal afección. Sin embargo, a Charlton no sólo le fue posible salvar este obstáculo (en gran parte gracias a su obstinado interés por devorar libros de fantasía durante largas horas en un aula de educación especial), sino que su empeño le ha llevado incluso a convertirse hoy día, entre otras muchas ocupaciones, en orientador de niños con problemas de aprendizaje. Para comprender esta determinación del autor, pero principalmente para disfrutar de una aventura amena y absorbente, no tenemos más que sumergirnos en las páginas de Spellwright.



Continuar leyendo en La Espada en la Tinta...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...