Una web de opinión sobre el género fantástico y de aventuras en todos sus medios.

domingo, 26 de enero de 2014

Exposición «El universo de Benjamin Lacombe»


El arte de Benjamin Lacombe, el joven ilustrador francés (París, 1982) que en pocos años ha obtenido un gran reconocimiento internacional, ha quedado expuesto durante las últimas semanas en la sala principal del Museo ABC de Dibujo e Ilustración de Madrid. El público que se ha acercado hasta allí ha podido contemplar una muestra de más de una treintena de láminas originales pertenecientes a varios de los libros ilustrados por este autor, que se completa con dos bellas esculturas, una de ellas basada en su último libro —Madame Butterfly— todavía pendiente de publicación en España.

La exposición, que previamente ha pasado por ciudades como Nueva York, Roma o Tokio, está patrocinada por Edelvives, editorial encargada de lanzar en nuestro país la mayoría de sus obras (Cuentos macabros, Los amantes mariposa, Ondina, Ruiseñor, Cuentos Silenciosos, Notre Dame en París y Blancanieves, entre otras).


Apurando fechas antes de que abandonase la capital, me acerqué ayer mismo a visitarla para dejarme llevar por ése estilo tan atrayente del ilustrador cuyo nombre muchos recordamos también por ser el responsable de las portadas de varias novelas del escritor Mathias Malzieu (La mecánica del corazón, La alargada sombra del amor o El beso más pequeño) así como por libros de grabados de notable éxito, como el famoso y recomendable El Herbario de las Hadas (también lanzado por Edelvives).


Aunque la afluencia de público era alta, el Museo ABC es un espacio cómodo y agradable que se recorre sin agobios pese a sus limitadas dimensiones. Pero los grandes ventanales y cristaleras que trazan su perímetro nos lo pusieron muy difícil a los asistentes para poder sacar fotos de las láminas que se exhibían (y es que todo el mundo iba cámara en ristre para inmortalizar las bellas estampaciones de Lacombe, porque la organización del acto ha tenido la mala fortuna de no editar un catálogo del acontecimiento o un mísero folleto). Por eso no me ha quedado más remedio que sustituir alguna de mis fotografías de las obras presentadas por imágenes de las mismas extraídas de la red, ya que los inevitables reflejos me han arruinado más de una instantánea. Aún así, espero que os sirva esta fotoreseña para haceros una idea de la celebración de tan bonito evento.

El ilustrador tiene un estilo espectacular que combina las influencias flamencas y del Quattrocento italiano con registros más contemporáneos, matices de un toque naif y motivos a menudo tenebrosos y melancólicos de inspiración burtoniana.

La monografía en torno al autor se abre con algunas estampas que evocan las tonalidades y el mundo del romanticismo, con planchas de Los amantes mariposa y de su reciente Madame Butterfly, escoltadas por una pequeña y frágil escultura de una visión fantástica sobre este personaje de la ópera de Puccini.



Uno de mis apartados preferidos fue el dedicado a sus Cuentos Macabros, donde mejor se refleja la percepción oscurantista y tétrica que tan a menudo encontramos en la obra del artista francés, marcada por coloraciones grises y apagadas, con figuras y seres de enfoque gótico. Aquí vemos sus realizaciones para títulos de Edgar Allan Poe (con un autoretrato incluido), como La muerte del hada, o su punto de vista de cuentos clásicos como Blancanieves y de algunos personajes de los Hermanos Grimm.




Escultura de La viuda (Cuentos Macabros)
de Benjamin Lacombe y Julien Martínez

Como contrapunto a los ejemplos anteriores, hallamos el mundo mágico y de colores más vivos e intensos del mencionado El Herbario de las Hadas, que se adentra en el imaginario feérico y de la fantasía, o de obras de temática similar como Ondina. No deja de sorprenderme que, a pesar del aire más animado que se respira en estas ilustraciones, sigue viéndose en ellas un resto enigmático y algo siniestro; en particular me llamó la atención una lámina que mostraba la disección de un duendecillo o criatura similar.




El pasado mes de septiembre aparecía en las librerías el segundo volumen de Nuestra Señora de París, donde Lacombe ofrece por medio de sus imponentes ilustraciones una interpretación personal de la célebre historia de Victor Hugo que gira en torno a los personajes de Esmeralda, el archidiácono Frollo y el jorobado Quasimodo. En su mirada de la arquitectura parisina, con la catedral de fondo, de nuevo todo se tiñe de lóbregas gamas de color para reflejar los ambientes sombríos de la ciudad en el s. XV.





Otra de las facetas del autor que podemos ver reflejada en la exposición es el lado más sensible de títulos como Ruiseñor, donde la fragilidad del trazo se compone de una extrema delicadeza que invita a la reflexión e interpretación del contenido de sus dibujos, llenos de metáforas visuales. También hay grabados de otros trabajos en colaboración con diversos artistas, como las imágenes de Swinging Christmas junto a Olivia Ruiz.



Ojalá hubiera podido subir la totalidad de las creaciones recogidas en la exposición para aquellos que no la hayáis podido disfrutar in situ... pero aunque las circunstancias lo han impedido, por suerte la mayor parte de los libros en los que ha intervenido Benjamin Lacombe (quien, por cierto, realizó una masterclass en el recinto con ocasión de su visita a Madrid) están disponibles en castellano actualmente. Así pues, si no se diera la oportunidad de que presenciéis la muestra en las ciudades donde tenga lugar en un futuro, no dudéis en echar un vistazo a las geniales publicaciones de este talentoso dibujante.

5 comentarios:

Fawn dijo...

aaaaaaH, que envidia y de la mala me estás dando en estos momentos jiji :P

Me encanta Benjamin Lacombe y su arte. Tengo casi todas sus obras publicadas en España, así que te puedes imaginar lo especial que es esta entrada para mí.

Mil gracias por compartir lo que pudiste vivir en la exposición, que dada la lejanía me imposibilitaba poder ir ;)

Besos de colores y muy feliz semana cargada de sueños cumplidos, Jolan :)

Hammer Pain dijo...

Gracias por compartir esa visita con todos!!
Un saludo!

Jolan dijo...

¡Suponía que esta exposición te iba a gustar, Fawn! :) (recuerdo tu reseña sobre El Herbario de las Hadas, que a ver si un día de estos me hago con él).

Por suerte, como decía en el artículo, tenemos una gran oferta de las obras de Lacombe a nuestro alcance, la mayor parte de ellas gracias precisamente a Edelvives.

Saludos.

Beldz dijo...

Hace un montón de días que tenía pendiente esta entrada y ahora, por fin, he podido leerla. ¡Qué suerte que hayas podido ver esta exposición! Aún no me he introducido en el arte de Lacombe, pero tengo muchas ganas. Me gustan especialmente las ilustraciones de "Nuestra Señora de París".

¡Gracias por la crónica, Jolan!

Jolan dijo...

Gracias a ti, Beldz, por pasarte a echarle un vistazo a esta visita comentada. :) Si algo ha conseguido esta exposición es justamente meterme las ganas en el cuerpo de conocer más trabajos de Lacombe. Ese "Herbario de las Hadas" tiene posibilidades de caer en mis manos un día de estos...

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...