Una web de opinión sobre el género fantástico y de aventuras en todos sus medios.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Entre Tinieblas


Más tarde de lo que hubiera querido, puedo al fin dedicar unas líneas a una de esas colecciones que sigo puntual e impacientemente, cuya quinta entrega ha tenido su presentación en la pasada edición del salón de Madrid. Con este número que se acaba de publicar, Entre Tinieblas, de Jordi Bayarri, va camino de convertirse en una serie cómodamente asentada en el escenario del comic español de fantasía, atrayendo cada vez a un mayor número de lectores y venciendo esa barrera de la siempre difícil regularidad de una obra de estas características en nuestro país. El premio Expocomic 2007 a Mejor Guionista Nacional avala la labor que ha estado desempeñando Bayarri con este entretenido comic de Espada y Brujería.

Hará ya unos tres años, hacia finales de 2005, que todo se ponía en marcha, apuntando desde entonces la vocación de prolongarse a lo largo de un número indeterminado de entregas, una vez recogido el testigo de su predecesor argumental, Piel de Dragón (del que os hablaba ya hace un tiempo aquí). Así nos lo hacía saber Jordi a la conclusión de esta primera novela gráfica de fantasía, que constituye un anticipo de todo lo que vendría posteriormente, una vez enganchados al carisma de sus personajes y las particularidades de su universo. El trabajo constante del autor y la agradecida terquedad de Aleta hacen que hoy podamos seguir disfrutando de las aventuras de Beryl, el héroe mutante en busca de un remedio para su extraña enfermedad por los sinuosos caminos del ficticio mundo de Anthaggar.


No es tanto el tiempo que ha transcurrido desde entonces, y sin embargo ya tenemos entre nosotros nuestra nueva y merecida ración de intriga, acción y magia que promete cada número de Entre Tinieblas. Durante este periodo, y tras las presentaciones debidas de los primeros tomos, nos ha dado tiempo a conocer y asimilar a los personajes, a desentrañar los primeros flecos de la trama y a intuir por dónde van a orientarse las futuras aventuras. Y, entre tanto, Bayarri -incansable como siempre- no ha parado de seguir moviéndose profesionalmente y tantear nuevas y distintas posibilidades dentro del mundo comiquero. Así, se mantiene en pie el más reconocido y popular de sus trabajos, su serie estandarte Magia&Acero (que ya prepara su vigésimoprimera entrega, aunque aún no sabemos cuándo verá la luz). Igualmente, poco a poco pero con la seguridad que da el empeño diario, la web de Enchantae (comic online para adultos) se ha convertido en una realidad. Y mientras otros proyectos de una apariencia de lo más interesante asoman por el horizonte, puntualmente nos sorprende en su blog con muestras de los encargos que realiza con frecuencia (valga mencionar que el dibujo para la historia que abre el folleto del último Expocomic ha corrido de su cuenta). En fin, nada que extrañe a quienes ya sepan del tesón de este valenciano al que cuento entre uno de mis autores fetiche de este nuestro país.

Como bien introduce Víctor Santos en la preview que presenta este último número, que lleva por título Oculto en las entrañas (avance, por cierto, que os podéis descargar desde la web de Entre Tinieblas o encontrar, también gratuitamente, en tiendas), los caminos de la fantasía están muy trillados y es que éste es un campo donde resulta enormemente complejo ser original hoy día. Ahí está la destreza de cada autor que tenga la valentía de adentrarse en este género, contando con unas cuantas premisas de las que es inevitable servirse, de otorgar un grado de distinción, naturalidad y frescura a su creación para obtener un resultado que pueda satisfacer al exigente lector actual. Yo creo que Jordi Bayarri lo consigue en esta colección.


En primer lugar, por saber envolver todo el cúmulo de peripecias de los protagonistas en un entorno con vida propia: Anthaggar. Un mundo de atlas personalísimo, con las suficientes particularidades para atraer a quien busca con avidez la fantasía en cada uno de sus rincones, dotado de varias y muy diversas organizaciones raciales, territoriales y culturales que, número a número, se van enriqueciendo progresivamente imbuyéndonos de su personal mitología. Una de esas notas características es, por ejemplo, la de una variedad de criaturas de lo más variopinta que, aun constituyendo parte integrante de gran cantidad de historias fantásticas, no abunda en los estereotipos ya establecidos, sino que recrea su particular bestiario, no precisamente escaso (que en esto Bayarri tiene buena imaginación al servicio de sus lápices), y puebla las regiones del misterioso continente del que, pese a lo dicho, todavía nos queda mucho por descubrir. Las ciudades y construcciones de Anthaggar encuentran su inspiración en nuestra historia de las civilizaciones, pero también aquí el autor logra aplicar una capa de su propio estilo, remozándolas hasta hacer de ellas nuevos descubrimientos.


El cuarteto protagonista es una clara muestra de que el grupo de aventureros al uso no tiene por qué acomodarse también a los cánones donados por Dragones y Mazmorras. Lejos de la popular combinación del paladín imbatible, el guerrero enano o el explorador elfo, la partida de héroes está formada por seres originales, que cargan a sus espaldas un pasado escabroso (el cual podría llenar perfectamente otras páginas enteras) y comparten el hecho de padecer un calvario personal que los convierte en objeto de las miradas de recelo o desprecio, que no de admiración, de sus contemporáneos. Y ya que tengo la ocasión, cómo no mencionar al menos de quiénes se trata: a Beryl ya lo conocemos por Piel de Dragón y, a partir de lo expuesto en este volumen, en Entre Tinieblas le veremos sacar provecho de la desdicha y haciendo de su capa un sayo, poner sus conocimientos y su espada mágica al servicio de los demás en la no muy noble, pero a menudo necesaria, profesión de matademonios. Curiosamente, pese a tratarse del principal personaje de la serie, es aún bastante desconocido en sus orígenes y motivaciones, aparte de perseguir una cura para el mal que lo afecta y que extrañamente -de momento- parece no haber empeorado en las aventuras vividas hasta ahora.

Para Dsedraj, vampiro por accidente, la finalidad de su no-vida se centra en la búsqueda de la que fuera su esposa y al tiempo asesina, Allyria, y detener el cauce de terror que parece haber sembrado tras ceder a las tentaciones de su maligna existencia. Tal misión cobra fuerza cuando además todo indica que ésta se haya implicada en la conspiración del portal del abismo. Su serio semblante no impide, en cambio, que a Dsedraj le veamos mostrar mayores rasgos de humanidad que muchos de los vivos con los que se cruza. Hábil en el arte de las sombras y el sigilo, el único colmillo que hasta ahora le hemos visto clavar es el que le sirve como acero.

Tras las voluptuosas formas de Eilyrn se haya la dureza de una mujer curtida en las batallas aéreas de las naves que ha tripulado, como miembro de los isewyn o celestiales, así como del rechazo de su propia estirpe. A esta desgracia se une el estigma de un amor imposible del pasado, del que sólo conserva los dos sables que esgrime con maestría. Inteligente, cauta y sensual, es sin duda uno de los personajes más singulares de todos.


Seguro que la inocente Talee no podía ni llegar a imaginarse la vida azarosa y sacudida de peligros que la esperaban fuera del monasterio que siempre la había dado cobijo. Hasta el día en que la mano que la alimentaba, empuña la antorcha de la hoguera a la que es conducida por herejía, en una lección más de que aquello que se desconoce, generalmente se teme. Talee tiene un largo camino por recorrer en la comprensión de sus propias facultades, pero una vez asuma de qué forma su ardor interno se materializa en su aspecto llameante, sus capacidades no harán más que mejorar bajo el control del látigo ígneo con el que acaba de hacerse.

No hemos de olvidar que, unido a este fascinante e insólito grupo de personajes principales, se presenta una nutrida gama de secundarios -algunos ya conocidos- que van realizando su aparición esporádica a lo largo de la aventura. El guión que pone en movimiento a estos personajes es siempre trepidante, dinámico, y cuenta con la virtud de ir descubriéndonos paulatinamente la personalidad de los héroes. Como dije para Piel de Dragón, el estilo gráfico de Bayarri es muy personal y quizá no acabe de contentar a todos. A veces peca de cierto estatismo, quizás por la ausencia de líneas cinéticas en los momentos apropiados, pero particularmente creo que retrata muy bien el tipo de historia que cuenta y se hace visualmente muy agradable; algo a lo que ayuda la paleta de colores vivos que emplea y la acertada focalización de las luces, en alternancia con las sombras, según los protagonistas vagan por exteriores o acceden a uno de los muchos cubiles que plagan Anthaggar.

Y ahora, sin intención de destriparos nada del argumento que no revele prácticamente la misma sinopsis de cada tomo, echémosle un vistazo a los cinco números publicados hasta la fecha:

Entre Tinieblas #1: Cazador de medianoche.
Tras lo narrado en Piel de Dragón, y tal vez para afirmar su parte de humanidad frente a la enfermedad que amenaza con robársela, Beryl ha decidido emplearse como mercenario contra toda clase de monstruos. De esta forma, la búsqueda de una cura no se convierte en un mero vagabundeo sin sentido. Tarea no le falta, pues Anthaggar es un lugar donde abundan las criaturas de las sombras, que es justo lo que imagina encontrarse al llegar a una tenebrosa región sumida en una oleada de vampirismo. Sin embargo, el encargo que allí llevará a cabo le permitirá conocer a Dsedraj, que al igual que Beryl tiene una faceta oculta de la que reniega. Este encuentro le hará verse inmerso en una nueva misión mucho más compleja de lo que alcanza a imaginar entonces, cuando trata de ayudar a Dsedraj a desembarazarse de su propia mujer, la verdadera causante de los males que asolan el condado de Somyr. Estupendo comienzo de la saga que introduce al primer compañero de fatigas de Beryl. ¡Sólo con ver la primera página ya dan ganas de engancharse a la serie!

Entre Tinieblas #2: Dama del cielo.
Beryl y Dsedraj llegan a la babilónica Alunk tras la pista de Allyria, pero pronto serán requeridos por el Qanir, el gobernante local, para solventar la misteriosa sucesión de asesinatos que está acabando con los dignatarios ocupados en la administración de la ciudad roja. Mientras profundizan en los cimientos de Alunk también lo hacen en la oscura conspiración que manejan los sirvientes de los antiguos Señores de la Sima; una intriga de la que empiezan a mostrarse leves trazas. En su investigación contarán con la ayuda de Eilyrn, una enigmática mujer de piel azulada que, pese a su brazo artificial de plata, maneja sus sables con una habilidad pasmosa. También el bueno de Àvalar realiza su aparición y colabora poniendo su granito de arena. El surgimiento de un cometido o misión, unas veces voluntario y otras por encargo, relacionado con la trama principal, es el punto de partida que tienen en común todos los tomos y que hace la lectura más interesante al constituir el tono aventurero de la colección.

Entre Tinieblas #3: Doncella de fuego.
Por las cualidades que los convierten en seres extraños a ojos del resto en su deambular por Anthaggar, para Beryl, Dsedraj y Eilyrn no es muy recomendable detenerse en una comarca donde la presencia de la Iglesia está fuertemente implantada. Sin embargo, dada su naturaleza, no podrán hacer la vista gorda a las torturas que pretende llevar a cabo la Inquisición con la joven novicia de un aislado monasterio. Al ayudar a Talee a escapar de la despótica organización religiosa, acceden sin saberlo a un reducto relacionado con el nuevo orden que se cierne sobre el mundo y retomarán contacto con el paradero de Allyria y las maquinaciones en que se haya metida. Acosados por todos los frentes, tendrán que poner pies en polvorosa, mientras Talee descubre su secreto, demostrando por qué es una firme candidata a cerrar el grupo de sus nuevos compañeros a pesar de su corta edad y de su inexperiencia. Y a su vez para Dsedraj, un inesperado encuentro le hará percatarse del doloroso paso del tiempo.

Entre Tinieblas #4: Portal al abismo.
En su huída de la Inquisición, el grupo sólo encuentra como vía de salida las inmensas praderas que se extienden al suroeste del continente, pobladas por las tribus nómadas de los Ara, para llegar al Hytra y continuar su camino. Estos últimos solicitarán la asistencia del singular cuarteto para acabar con una bestia que está causando estragos en sus pequeñas comunidades trashumantes. Nada podría hacerles sospechar que, una vez más en el desarrollo de la misión encomendada, darán con un epicentro espiritual de Anthaggar: en medio de la gigantesca llanura, el portal que separa el mundo con el plano al que fueron relegados los Señores de la Sima. Sin nadie para velar este acceso, quien lo controle podría desencadenar una nueva era de tinieblas para la humanidad. ¿Llegarán a tiempo nuestros héroes para interrumpir el ritual con el que los agentes del mal preparan el advenimiento de sus amos? Un número lleno de acción que, concluidas las presentaciones de las entregas previas, se mete de lleno en la historia de fondo.

Entre Tinieblas #5: Oculto en las entrañas.
Aunque por supuesto ya hace días que he leído el episodio más reciente de la serie, no quiero desvelaros demasiado de los últimos acontecimientos que suceden a Beryl, Dsedraj, Eilyrn y Talee. Tan sólo os adelanto que esta vez se toparán con el noble pueblo de los enanos y que, una vez más aplicando sus habilidades allí donde se les necesita, se verán envueltos en nuevos aprietos que les permitirán avanzar en su búsqueda. Lo mejor en este caso es que veáis el trailer que Jordi Bayarri ha preparado para la ocasión y, cómo no, que acudáis a comprar este número, puesto que ya se encuentra en la calle.



Aleta está manteniendo un cómodo formato con atractivos diseños de portada, que en el último volumen ha visto incrementado de forma apreciable su número de páginas. Además, siempre están acompañados al final de cada aventura de bocetos, notas de documentación, comentarios explicativos relacionados con el capítulo, etc. que se agradecen tremendamente en una obra de este tipo, en la que seguir el hilo de número a número a veces es complicado si no fuera por estos anexos o si no hay una relectura de por medio. Y es que sólo se echa en falta una mayor periodicidad de las entregas, carencia por otra parte lógica para evitar que la calidad de la serie se resienta. Para estar al tanto de las actualizaciones en torno a la misma y poder disfrutar de material extra, pin-ups, extractos de los capítulos, fan art y otras muchas cosas, no hay más que acudir a la recientemente inaugurada web de Entre Tinieblas.

----------------------------------------------------------------------------------

Para finalizar tengo reservada como sorpresa una batería de preguntas que Jordi tuvo la amabilidad de contestar para Adalides, entre las que nos desvela algunas cosas muy interesantes sobre Entre Tinieblas y trabajos afines a la serie, así como otros de sus proyectos. Os dejo con esta pequeña entrevista:

Adalides Blog (AB): Es inusual -cada vez un poquito menos afortunadamente- que una editorial española apueste por una serie regular de producción nacional. Supongo que el respaldo de Aleta ha sido fundamental para que tu mismo pudieras creer que la realización de Entre Tinieblas era viable y darle así el empuje necesario para que esté saliendo adelante. Aunque sea algo de lo que se ha hablado muchas veces, ¿es realmente la situación editorial del comic en nuestro país tan complicada? Porque, en tu caso, eres un autor de recursos que no ha dudado en acudir a la autoedición o al uso de las nuevas plataformas como Internet y los teléfonos móviles cuando has confiado en tus proyectos, y se podría afirmar que no te ha ido mal. De hecho, no paras de hacer pequeños encargos aquí y allá...

Jordi Bayarri (JB): Sí, aunque el hacer encargos aquí y allá ha sido más bien por necesidad que otra cosa. En nuestro país los comics no se venden tan bien como debieran, así que dedicarse en exclusiva a ellos es algo que sólo pueden hacer aquellos autores que trabajan para Francia o Estados Unidos. E incluso estos, a menos que tengan un contrato que les garantice trabajo de forma constante, tienen que buscarse algo más para rellenar los huecos que no dedican al comic. Como cualquier otro trabajador autónomo, el tiempo que estás parado estás dejando de ganar dinero. Es por eso que sacar adelante un comic en España siempre es gracias a mucho sacrificio y a un serio compromiso por parte del autor y el editor. Yo decidí apostar por esta serie y Joseba Basalo, de Aleta, confió en mi capacidad para sacarlo adelante.

AB: ¿Qué nos puedes contar sobre otros trabajos relacionados con Entre Tinieblas a medio y largo plazo? Has hablado en ocasiones de hacer un libro de bocetos sobre criaturas monstruosas que bien podría ser un amplio muestrario de las que nos encontraríamos en Anthaggar (al estilo del Parece simpática, un 'simpático', valga la redundancia, cuaderno de dibujos sobre jovencitas ligeras, que salió hace ya unos meses).

También mencionaste la posibilidad de un atrayente spin-off sobre el elfo Àvalar, el secundario más carismático de la serie, que seguramente tendría una buena acogida entre los seguidores habituales de Entre Tinieblas.

Incluso alguna vez has dejado caer la intención de ceder a otros autores -¿quizá del antiguo colectivo 7 Monos?- la realización de precuelas de cada personaje principal. ¿Hay alguna idea en desarrollo sobre todos estos proyectos o se encuentran únicamente en una fase conceptual?

JB: Con un proyecto tan ambicioso como Entre Tinieblas nunca paran de surgir nuevas ideas. Una de estas era "expandirse hacia los lados", es decir, desarrollar historias paralelas relacionadas con los protagonistas por separado, con personajes secundarios u otros elementos de la línea argumental principal. El mayor problema que surgió al hablar de esto era quién lo iba a hacer (porque yo apenas puedo hacer más). Sí es cierto que mis compañeros de 7 Monos son grandes autores en los que confío plenamente, pero dado que estos proyectos paralelos no cuentan por ahora con respaldo económico, no me parece justo pedirles que dejen los comics y encargos en los que están trabajando para hacer los míos. Por lo tanto, hemos tenido que reducir la idea original de realizar varios de estos comics a algo más asequible, que pueda emprender yo solo. El libro de bocetos, por ejemplo, está a medio hacer, ya que sólo consiste en recopilar el material y maquetarlo. El formato es muy coqueto y me gustaría editar más: de monstruos, de armaduras, otro de chicas...

En cuanto a los comics, de momento hay bastantes ideas y ya hay tres en fase de preparación, con sus respectivos guiones casi terminados y todo. Uno es el de
Àvalar, del que ya tengo dos páginas hechas y espero poder enseñar algo pronto.

AB: Ciñéndonos al género fantástico, no sólo en el comic, sino en cualquiera de sus vertientes y soportes (cine, literatura, etc.), ¿cuáles considerarías que han sido tus influencias más notables y que hayan podido formar un caldo de cultivo para la creación de Entre Tinieblas? ¿Sigues actualmente alguna saga o serie de tipo fantástico?

JB: Desde luego Tolkien fue el primero que leí y el que me aficionó a este género, si bien el tono de sus historias encuentro siempre demasiado grave. Otro autor que me enganchó de joven fue Dennis L. McKiernan, del cual sólo se han publicado dos novelas aquí: 'La Maldición del Dragón' y 'El Ojo del Cazador', pero que en Estados Unidos tiene ya una larga saga. Sus novelas tienen un estilo narrativo muy atractivo y se alejan un poco de los estándares del género, algo que me gusta mucho [AB: Magnífica elección. Coincido plenamente en recomendar estos dos libros]. Y luego encontramos a Tad Williams, con su serie 'Añoranzas y Pesares', que aunque es un poco lento, me inspiró mucho a la hora de crear Anthaggar, sus países y culturas. El último en entrar en escena ha sido Andrzej Sapkowski y su 'Geral de Rivia', y ese tono crudo que tiene a la hora de abordar la fantasía.

En cuanto a comic, debo nombrar sobre todo álbumes franco-belgas, que era los que leía de joven, antes de que el manga llegara a este país. Desde 'Los Pitufos' y 'Johan y Pirluit' de Peyo a 'La Espada de Cristal' de Crisse, 'La Búsqueda del Pájaro del Tiempo' de Loisel, 'Perceván' de Luguy y, ya posteriormente, toda la saga de 'La Mazmorra'.

Y hablando ya de cine, siempre me ha gustado mucho 'Conan el Bárbaro' y su excelente banda sonora, 'Excalibur' de John Boorman, y por supuesto la adaptación de 'El Señor de los Anillos'.
Actualmente, aparte de esperar con ansia el último 'Geralt de Rivia' y las novelas de Terry Pratchet que voy leyendo a ratos, no sigo ninguna serie en especial. Sí me gustó mucho el 'Siegfried' de Alice, pero en general soy muy selectivo a la hora de elegir los comics que me voy a leer.

AB: Alguno de tus últimos trabajos y encargos de carácter más comercial denotan un cambio de registro que, personalmente, he encontrado muy interesante. Este nuevo estilo parece idóneo para acometer otros empeños, como el anunciado en tu blog sobre Nicholas Campion y Mordechai Feingold. ¿Qué te ha llevado a modificar un poco las líneas generales de tu dibujo en estos últimos proyectos?

JB: Principalmente fue porque, en lugar de hacer obras dirigidas al público adulto, pensé que era buen momento para intentar acercarme al lector más joven. Por eso intenté un nuevo estilo algo más infantil, o menos 'realista' que el que suelo usar. Por suerte, el comic sobre Darwin sí salió adelante y eso me ha servido para trabajar un poco más este estilo. El proyecto de Nicholas Campion & Mordechai Feingold tendrá que esperar un poco a que esté más libre y pueda retomar esas páginas de muestra que he dejado aparcadas.


AB: Has confesado sentirte cómodo siendo un autor integral. Sin embargo, ¿no te resulta a menudo una labor abrumadora? Encargarte personalmente de dibujo, guión y color en cada uno de tus comics, ¿no te hace desear a veces dedicarte a un único apartado y delegar? Especialmente considerando el estupendo respaldo con que cuentas gracias a tu estrecha relación con el ya mencionado colectivo 7 Monos y figuras destacadas del comic español, como Víctor Santos. Ya puestos, reconozco que me encantaría encontrarme con alguna colaboración en conjunto de vuestro grupo referida a Entre Tinieblas; un poco al estilo de lo que ha hecho precisamente el mismo Víctor Santos con sus Historias de Faerie (en cuyo primer tomo colaboraste). ¿Es planteable?

JB: Sí, a veces se me hace cuesta arriba pensar en todo el trabajo que tengo por delante para hacer un álbum. Pero también es cierto que disfruto mucho trabajando y viendo como avanza el proyecto día a día, así que no me asusto. Sí que he pensado en pasar algo de trabajo, principalmente el apartado de color, a otra persona, pero aún no he encontrado a nadie que me dé las suficientes garantías de que vaya a hacerlo a mi gusto. En cuanto a los Monos, ya sea para delegar en ellos parte del trabajo o intentar un proyecto conjunto como el que propones, me remito a una de mis respuestas anteriores. Todos tienen mucho trabajo y actualmente no están las cosas como para poder pedirles mucho. Ya abusé de ellos (y de la mayoría de dibujantes que conozco) pidiéndoles que me hicieran gratis las contraportadas de Magia&Acero, así que tampoco puedo pedirles más.

AB: Sabemos que eres dado al uso continuo de libretas para bocetos, que se van llenando una tras otra allí donde te llega la inspiración, y muchos aún recordamos el famoso sistema de los post-it para esclarecer el orden secuencial del guión del Entre Tinieblas 4. ¿Cuál es tu dinámica de trabajo diario? ¿Eres muy metódico con las tareas que te impones y sigues algún tipo de mecanismos? ¿Te vales de fuentes de documentación que descansan sobre tu mesa de trabajo, o normalmente es todo más un proceso de recreación mental e inventiva en un momento dado?

JB: Aunque no tengo un horario cerrado, sí tengo una rutina de trabajo que me gusta seguir a lo largo del día. Las mañanas las invierto en Enchantae, en dibujar y colorear las páginas del comic, y también en mantener la web y preparar las tiras para su publicación en móviles. Además tengo que mantener y promocionar la web, lo que exige mucho tiempo navegando por la red buscando webs en las que poner enlaces y conseguir visitantes y clientes potenciales. Las tardes las dedico a los encargos que tengo entre manos en esos momentos o a dibujar Magia&Acero, Entre Tinieblas, o cualquier otra cosa que se me ocurra. Hacer bocetos o plots de las historietas lo dejo para los ratos que voy en tren o que estoy fuera de casa, en una cafetería por ejemplo, porque así no estoy pendiente del ordenador ni del resto de trabajo que siempre tengo por hacer. Siempre me gusta tener el plot de una historieta lo más terminado posible antes de empezar a dibujarla. Así tengo las cosas más claras y me cunde mucho más el trabajo. Nada odio más que tener la página en blanco delante y no saber qué es lo que tengo que dibujar.

Sesión de firmas en Expocomic 2008

AB: Por último, teniendo presente que Entre Tinieblas se concibe como una serie prolongada de bastantes números -¡o eso esperamos!-, una pregunta-trampa que naturalmente dejo a tu voluntad responder a los lectores. ¿Nos puedes adelantar ligeramente qué derroteros seguirán la serie y sus personajes en los próximos capítulos?

JB: Lo que les espera a Beryl, Dsedraj, Eilyrn y Talee a partir de ahora es investigar sobre el Portal del Abismo y buscar la forma de cerrarlo definitivamente. En los próximos episodios harán un recorrido por algunas de las principales ciudades de Anthaggar y se enfrentarán a nuevos enemigos muy interesantes. Y, bueno, no creo que destripe nada a nadie si digo que también volverán algunos personajes que aparecieron en los primeros números de la serie, o incluso en Piel de Dragón, y que aparecerán personajes nuevos que, sin ser protagonistas, tendrán un papel importante en la historia.

AB: Muchas gracias por tu atención y tu tiempo, Jordi. ¡Un afectuoso saludo!

JB: Gracias a ti por tu apoyo y colaboración.

6 comentarios:

Jordi dijo...

¡Se me olvidó añadir en esta última respuesta que también volverán Ashla e Ihana!

Jolan dijo...

¿De veras aparecerán de nuevo en Anthaggar? :D jaja, genial! me encantó el cameo que hicieron en Piel de Dragón!!

Pedro dijo...

Estupenda reseña. ¡Con entrevista incluida! Esto cada vez tiene más nivel Jolan.

Por cierto Jordi, no sé si lo has notado pero la peña clama por más cómics ambientados en tu universo, aunque sea colabarando con otros autores.

Jordi dijo...

¿Es eso una indirecta, Pedro? Jejeje...

Pedro dijo...

Mmmmm... podría ser...

Con tiempo libre, claro.

Jolan dijo...

Yo estaría más que encantado de algo así, desde luego! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...