Una web de opinión sobre el género fantástico y de aventuras en todos sus medios.

miércoles, 19 de marzo de 2008

Thorgal (V): Más allá de las sombras

Rosinski - Van Hamme (1982)
Norma editorial. Colección Pandora nº 52
Edición original: Au-delà des ombres

Atención: este artículo puede revelar detalles sobre el argumento.

Hundido por la desaparición de Aaricia, Thorgal se ha convertido en un vagabundo, un alma en pena sin rumbo determinado, un ser abstraído de la realidad que le rodea y que no es más que una sombra de su anterior existencia. Afligida por los remordimientos, Shaniah se ha autoimpuesto la tarea de ser para él una guía y compañera, a modo de redención de sus culpas, asegurando el sustento de ambos en las formas más precarias, ya que el abandono de nuestro héroe hasta para las necesidades básicas es absoluto.

En su deambular por una ciudad miserable, les sale al encuentro Wargan, un desconocido erudito que trata de localizar a Thorgal y que apenas da crédito de que éste se trate de la misma persona de la que ha oído hablar. La revelación de que efectivamente es a quien ha venido a buscar hará que tengan que salir precipitadamente de allí gracias a la intervención del señor al que Wargan presta servicio: Galathorn.


El mismo Galathorn, legítimo gobernante de Brek Zarith que, justo un año antes, consiguió escapar de la galera negra en la que se hallaba prisionero por culpa del usurpador del reino, su primo Shardar. Ahora Galathorn se dispone a recuperar lo que le pertenece y su intención, sabedor de las cualidades extraordinarias de Thorgal, es contar con su ayuda para lograrlo. Pero Thorgal está muy lejos de ser lo que fuera hace un año, y la primera exigencia para obtener su apoyo pasa por devolverle al mundo real desde su encierro psicológico, labor que no debería implicar muchas dificultades si Thorgal supiera que en realidad Aaricia sigue viva, ya que al huir de la masacre de la aldea fue capturada por una de las galeras de Shardar.

Sin embargo, Aaricia, que de forma similar a su amado se ha entregado a la tristeza y al abandono de las ganas de vivir, tras haber dado a luz es víctima de una enfermedad que la mantiene agonizante. Consciente por fin de que a su esposa aún le queda un hálito de vida y que una actuación rápida es lo único que puede evitar el fatal desenlace del mal que la aqueja, Thorgal se recupera de su estado de desaliento, sirviendo así voluntariamente a los propósitos de Galathorn, para emprender un viaje que le llevará, acompañado por la joven Shaniah, más allá de las sombras...

En este quinto número, el viaje cobra protagonismo. Un viaje, como en toda buena aventura fantástica, de superación de los peligros que salen al paso, pero también es en realidad una travesía más allá de las propias sombras interiores. Y estas sombras son las que el mismo Thorgal ha interpuesto entre su vida errante y la realidad, y no sólo las del umbral que debe franquear si busca la salvación de Aaricia.


La aventura adquiere en este tomo un ritmo vertiginoso como no se había experimentado en los anteriores, en el que no hay lugar para el descanso. Con Thorgal y Shaniah realizamos una trayectoria camino de vuelta al segundo mundo en el que de nuevo el juego con lo temporal, en este caso en forma de retroceso de las eras, y lo dimensional se pone de manifiesto. En ese recorrido, Rosinski nos hace pasar por ambientes muy descriptivos y eclécticos: una ciudad decadente genialmente retratada, el santuario megalítico, los páramos pantanosos que conducen hacia la nada y el segundo mundo. Incluso, en la sucesión de ese camino, se trasciende a aspectos metafísicos, en la concepción de la existencia de una irrealidad ajena al espacio y al tiempo, al alcanzar el plano abstracto gobernado por la figura de la muerte, al que finalmente acceden nuestros dos viajeros. Un misterioso limbo en el que todas las vidas de la humanidad (también la de una Aaricia moribunda) haciendo honor a la frase hecha, penden de un hilo.


Con muy pocos personajes, Van Hamme compone un relato vibrante. Wargan y Galathorn, aún siendo verdaderos motores del despertar de Thorgal de su ausencia, permanecen como meros espectadores en este número, ajenos a la prueba que tiene que cruzar el protagonista. Pero, como adelantaba en el artículo anterior, es el personaje de Shaniah el que, con sus defectos y todo, se muestra como una mujer profundamente atrayente. La contradicción entre lo que está dispuesta a dar, por amor a Thorgal, para salvar a Aaricia, aunque ello suponga su propia condena y la de los sentimientos que profesa, revelan la madurez que ha adquirido su persona. Esa capacidad de sacrificio de Shaniah por Thorgal, tanto la que ejerce durante la incapacidad de éste, como la que, involuntariamente quizás, pero no por ello menos válida, le ofrece al finalizar esta historia, es admirable y tremendamente emotiva.

Por lo demás, vuelven igualmente algunas pinceladas de significado mitológico, ante menciones como el cuerno de Heimdall, o la representación del jardín de Asgard y el Niflheim, ese reino de las sombras, espacio de la muerte o mundo inferior del que el héroe y su compañera provisional tratan desesperadamente de huir.

A partir de este número, las acciones de Thorgal empiezan a tener resultados que superan lo que corresponde a un simple mortal, extralimitándose sobre lo humano, y que consecuentemente enojan a los dioses, para quienes la existencia de Thorgal no pasa desapercibida, como bien le advierte la Guardiana de las Llaves quien, antes de que provoque mayores desequilibrios, no duda en retirarle la llave del segundo mundo que el vikingo ha estado llevando al cuello hasta ese momento. Casi ni es necesario aclarar que, a pesar de este acto, sus injerencias en el mundo de lo suprahumano no acaban aquí, ni mucho menos.


Final cuanto menos agridulce en esta aventura; algo que representa una constante en no pocas de las entregas de Thorgal. Un buen álbum que, una vez más, nos dispone a seguir leyendo con avidez la continuación de la historia. Nos preparamos para el final de este primer ciclo largo de la serie.

10 comentarios:

Jorge Iván Argiz dijo...

Hola, me ha encantado este blog que desconocía por completo. Seguiré viniendo, no lo dudes.

Jolan dijo...

Gracias. También yo tengo pensado seguirle la pista al tuyo ;) Y no sólo por las novedades que puedan ir saliendo de Orn y Quim Bou, que como te decía ha supuesto un gran descubrimiento, sino también por cosas tan apetecibles como mi lectura actual, La revolución de los pinceles. Un saludo. :)

Enrique Jaramillo dijo...

Fue el primer ejemplar de Thorgal que consegui. Casi por encima de los demas le guardo un cariño inmenso.
Fianl devastador, una vez mas, pero con un casi asfixiante tono agridulce como bien lo dijiste. El personaje de Shaniah, a pesar de ser prematuro dentro del ciclo, y aparecer en solo 2 aventuras me parece uno de los mas logrados en toda la serie, hasta el punto en que se hace dolorosa la lectura de este album en particular. Que grandes Rosinski y Van Hamme al lograr eso en un lector.

De nuevo gracias por tu blog, espero convertirme en lector asiduo del mismo. Animo!!

P.D./Volviendo a la historia... esa mariposa, esa mariposa que revolotea al final... sin palabras.

rul dijo...

Enhorabuena por este magnífico blog que desconocía hasta el día de hoy y por supuesto felicidades también por estos monográficos tan currados de esta gran serie que ha crecido con nosotros, THORGAL.
Allá, por 1988, en la casa de cultura de mi ciudad,tuve la gran fortuna de leer este magnífico ejemplar "Más alla de las sombras" en aquel entonces editado por Distrinovel. La lectura de este comic me marcó de tal manera que fui haciéndome con todos los numeros de la serie.
Ya, los cómics no solo eran lecturas infantiles y de "niños". Eran auténticas obras de arte en su guión y en su dibujo. El "Más allá de las sombras" te sumergía en un mundo de épica y leyenda endiabladamente envolvente. Esa magnífica plancha de la ciudadela descargando una lluvia que enfanga la entrada donde discurren diferentes individuos y animales que abre el tomo ya te hace viajar en el tiempo a una época precedente a la Edad Media, los años oscuros, de la que se tiene poca documentación y que viene muy bien a Van Hamme para dotarla de esa aureola de "espada y brujería", " de "héroes solitarios y misterios mitológicos" " de hierro y piedra".
Con el paso de las páginas vemos desfilar una serie de entornos diferentes mágicos y llenos de fuerza, como ese conjunto megalítico, ese lago neblinoso y siniestro, pasando por el mundo de los dioses para acabar en el mundo de las sombras una fina metáfora acerca del DESTINO simbolizada por hilos de una compleja red cual tela de araña que no son otra cosa que nuestras vidas tan vigorosas y endebles como se nos cuenta en la historia. "Osados humanos creer que tienen un destino" dice la Muerte personificada en un ser calavérico y siniestro. Después sostiene un hilo y con su larga uña lo corta despidiendo un pequeño borbotón sanguíneo. " Una vida menos" De donde venimos, adonde vamos.
No es cuestión de contar toda la historia, pero este album es una de esa obras maestras que nos empaparán de sensaciones hasta quedar impregnadas en nuestra memoria.En la viñeta final, esa mariposa posada en la roca en primer plano ,que observa como se alejan aquellos hombres, uno de ellos, su amado. MAGNÍFICO, SOBERBIO, como se puede contar tantas cosas con tan pocas palabras ? Eso sí ,con un dibujo de trazo fino, espléndido,portentoso de Rosinsky.
Saludos y continúa monograficando los siguientes tomos de Thorgal, porque de esta serie se puede hacer una verdadera tesis.Hasta pronto.

Jolan dijo...

Bienvenido rul! (y disculpa mi tardanza en dar respuesta a tu estupendo análisis de este tomo, pero he estado unos días de viaje).

Mis sensaciones sobre esa viñeta que abre el álbum son muy similares a las tuyas: me encanta ese aire de oscura suciedad que impregna las primeras páginas de la aventura. Igualmente comparto tu admiración por la metáfora de los hilos que simbolizan nuestras frágiles vidas y destinos; y la escena final es, sencillamente, sublime (pese a su no muy prolongada aparición, Shania queda como un personaje que definitivamente deja marca).

Lo que es un placer es encontrar gente que mantiene el mismo entusiasmo que uno por esta maravillosa serie. Muchas gracias por tu comentario y espero estar a la altura con las siguientes entregas del monográfico. Saludos!

infame & co dijo...

yo creo que éste es mi favorito de la serie (en competencia con el hijo de las estrellas).
Felicidades por el blog

Loren dijo...

Lo he leído por primera vez hace poco tiempo, y debo decir que, al igual que los comentarios vertidos arriba, me ha gustado sobremanera.

Escenarios perfectos, personajes bien construidos, un héroe que resurge de su fatalidad... y un final en cierto agridulce, también me ha supuesto un duro golpe, pues es un giro de tuerca al guión como se viene haciendo desde el primer álbum de la serie.

El tono fantástico que hasta ahora ha predominado se enmarca aquí más si cabe, con esa dimensión ajena al mundo que deja muy a las claras el tono de fantasía épica de "Thorgal". Es pura espada y brujería, y todos aquellos a los que les guste deberían acercarse a esta serie.

Me he hecho ya con El Hijo de las Estrellas (y el álbum previo, claro), y me ha encantado la parte artística del interior en un primer vistazo (esos gnomos...). En cuanto pueda lo leeré.

Por cierto Jolan, una sugerencia. ¿Porqué no pones las álbumes de los monográficos más localizables? Así no se perderían entre la longitud de los posts, algo así como un índice aparte que puedes redirigir y todo eso. Sólo es una sugerencia, que ya que tienes tantos, y de calidad, pienso que harían muy bien a los que aún no conozcan los artículos o deseen volver a leerlos, que nunca está de más, como yo hago. :D

Un saludo.

Jolan dijo...

Loren: como bien dices, entregas como esta demuestran que Thorgal es una colección que no debe perderse cualquier amante de la fantasía.

Estoy seguro de que El hijo de las estrellas te encantará igualmente.

¿Cómo crees que podría hacer más localizables las reseñas de los álbumes? Hasta ahora, simplemente tengo un enlace al monográfico de Thorgal en la barra lateral, pero entiendo que quizá no sea demasiado visible. Por supuesto, cualquier cosa que mejore la sección, que al fin y al cabo la hago con todo el placer del mundo para quienes la leeis, es bien recibida. Estoy abierto a toda sugerencia.

Loren dijo...

En cuanto me lea el de Brek Zarith leeré el de los relatos, le tengo muchas ganas.

Sobre el índice que comento... pues mira, podrías por ejemplo crear un nuevo post y ahí colocar de manera ordenada (en lista de títulos o con imagen y una mini información debajo) todas las reseñas que has hecho, y en cuanto pongas alguna nueva ir modificandolo. Ese post lo podrías poner en el lugar del link del que ya tienes ahora (en la sección de los tres monográficos). Y al ser esto una cosa versátil, al crear el post le puedes poner la fecha que quieras, no tiene porqué ser necesariamente la del momento en que crees el post, o si quieres como novedad.

Pero vamos, que es una sugerencia, te doy una idea para los monográficos, porque así creo que estarían más localizables y vistosos.

Olrik dijo...

Muy bueno este, deja esa sensación de después de haber visto una buena película.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...